sábado, 11 de febrero de 2017

Tapas variadas: Cospedal y Trump

Primer tranquillo

El congreso del Partido Popular es una balsa de aceite. Tranquilidad. Incienso, oro y mirra al líder. Justamente lo contrario de Ok Ferraz y de la zahúrda podemita. Unidos o con apariencia de unidad frente al epifenómeno de las izquierdas, que están divididas en su interior y entre sí. El PP se ufana en proclamar esa unidad; las izquierdas exhiben –con eructos en do mayor--  su división, especialmente la propia. Los apostólicos saben que las encuestas les dicen que tiene el viento de popa. Los aparentemente laicos, sin embargo, chapotean.

Ahora bien, una corriente subterránea indica que en Casa Mariano no es oro todo lo que reluce. Y el poco oro que hay es del que cagó el moro. La «votación Cospedal» no es una votación cualquiera. Algunos congresistas  la han llamado «anti Cospedal». Sea o no así, ha representado una división en toda la regla: 238 votos a favor contra 203. Han ganado cuantitativamente los partidarios del laticargo (la acumulación de responsabilidades: presidenta del partido en Castilla la Mancha, secretaria general del Partido a nivel nacional y Ministra de Defensa). El laticargo ha ganado por los pelos. Primer aviso de la trama sorayista, que dejará huella en las neuronas de los apostólicos.

Segundo tranquillo

No es tan potente el brazo de Trump. Los rumores que venían de América del Norte eran demasiados exagerados. Seguirá haciendo y provocando desaguisados, pero recibirá también algunos cogotazos. Ya, a pocas semanas de su entronización en el Imperio, ha recibido dos considerables collejas. La primera ha venido de la mano del Tribunal de Apelación de San Francisco: su política anti inmigratoria no es de recibo. La segunda tiene como protagonista al premier chino: oiga, no cuela su política de las «dos Chinas», o sea, China no hay más que una y a usted lo encontramos en la calle. Trump no ha tenido más remedio que tragarse el sapo. Alguien tuvo que aconsejarle de que no le colgara el teléfono. China no es Australia. Muchos chinos en China, oiga.

Moraleja: Trump sigue siendo Trump, pero no es invencible. Lo dijimos en Contra Trump: http://lopezbulla.blogspot.com.es/2017/01/contra-trump.html

Radio Parapanda. Me dicen voces cercanas al Guadalquivir y también de la villa de Poldemarx que está en el horno el nuevo número de Pasos a la Izquierda, su revista amiga: http://pasosalaizquierda.com/ Será el número 8.



No hay comentarios: