lunes, 31 de octubre de 2016

El twitter o la continuidad de la guerra por otros medios



La guerra de OK Ferraz sigue ahora, parodiando a Clausewitz, por otros medios. Para un servidor son no menos preocupantes. Ni siquiera la entronización del hombre de Pontevedra en los altares ha provocado un alto el fuego. Ahora, sin embargo, los obuses circulan a golpe de twitter. Gestorianos y sanchistas –dispensen la tosca denominación de estas banderías-- andan zurrándose la badana con un estajanovismo caballuno. Un ejemplo inquietante es el duelo entre el Presidente de la Junta de Aragón y el Alcalde de Valladolid. Uno entre tantos. Ok Ferraz está asediada de twiters por todos los lados, menos por uno que le une al barranco.

El presidente de Aragón y del PSOE en esa comunidad, Javier Lambán, ha provocado ampollas con un tuit en el que pide dar "por concluida la Operación Triunfo que empezó en julio de 2014" y hay que "tomar en serio a España y al PSOE", una clara crítica a las primarias en las que salió elegido Pedro Sánchez como secretario general. El primer edil vallisoletano, Oscar Puente, responde sin miramientos: «Espero que si hay expedientes de expulsión del PSOE, el de este señor se tramite el primero». Lambán es un señor, no un compañero. Primera consideración: aquí no tiene cabida la máxima bíblica del “amaos los unos a los otros”. Ahora es tuitearos los unos contra los otros, a ser posible descalabrándose. Del twitter de Lambán se desprende la primera impugnación de que la elección de Pedro Sánchez y del método de las primarias como secretario general fue una bagatela del espíritu, y Sánchez solamente el resultado de la Operación Triunfo y las primarias fueron una verbena. ¿Bisbal o Bustamante?

Como es natural el obús de Lambán se lanzó para que alguien contestara. Nadie de los gestorianos cayó en la cuenta que la reciente biografía del partido –desde el Congreso de Sevilla hasta Ok Ferraz--  había quedado reducida a banalidad de banalidades. Oscar Puente, sanchista, le responde con un do de pecho con la misma contundencia que Franco Corelli lo hacía en la famosa Di quella pira. En resumidas cuentas, la lista de los caídos en este combate puede ser más larga que la de cualquier novela de don Marcial Lafuente Estefanía.

Este permanente Ok Ferraz es un despropósito, especialmente cuando en esa reyerta intervienen representantes institucionales de tan altas responsabilidades como, entre otros, Lambán y Puente. Porque, se quiera o no, se acaba visualizando  un conflicto entre instituciones. Ese conflicto se corresponde, además, con el exagerado uso obscenamente partidista que se hace de las instituciones. Máxime cuando en algunas de ellas se convierten en intendencia para disparar contra el adversario o enemigo.

Hemos visto, entre otros, a presidentes de Comunidades autónomas chicolear durante más eapacio-tiempo en los rifirrafes políticos que en el ejercicio de su cargo institucional. Esa indistinción entre cargo público y responsabilidad política partidaria no conduce a nada bueno. Cosa que acaba siendo una fuente gratuita de conflictos innecesarios. Que a estas alturas haya que decir estas cosas es asaz preocupante. Quiere decir que a la democracia española todavía no le han salido pelos en los sobacos.

Radio Parapanda.  José Ramón Íñigo: https://encampoabierto.com/2016/10/30/cultura-obrera/


domingo, 30 de octubre de 2016

Homenaje no protocolario a Marcelino Camacho



El hombre de Pontevedra, minutos antes de ser elevado a los altares, dejó claro que no se le pueden pedir cosas que forman parte del núcleo duro del programa de su partido. No dijo cuáles, pero en la mente de todos estaban, entre otras, la reforma laboral. Toda la gente informada de este país lo sabía de sobras. Por supuesto, también los que se abstuvieron. Partamos, pues, de lo siguiente: la negativa de Rajoy ya es formal, y si se quiere vuelve a inscribirla en las intenciones del nuevo gobierno.

Atribuimos, sin embargo, al sindicalismo confederal y a las fuerzas políticas de la oposición, que han expresado su voluntad de seguir combatiendo la reforma laboral, que mantendrán su acción colectiva contra ella. Ahora, tras la auto intimidación del PSOE, en condiciones más complicadas, con menos acompañamiento. Yendo por lo derecho, el desmantelamiento gradual de la reforma laboral está más en precario en el terreno político. Si esto es así, hemos de convenir que el esfuerzo del sindicalismo debe tener más diapasón.

Ahora bien, a mi juicio no existe una estrategia eficaz basada monotemáticamente en el acoso y derribo de la reforma laboral. O ello se inscribe en un contexto más general de la acción colectiva o no salimos de ese enredo. Las palabras de Maurizio Landini, secretario general de la FIOM—CGIL, son claras: «Pero el tema no es solamente cómo se reunifican los derechos en el trabajo, sino que el proceso tecnológico en curso modificará la estructura de toda la industria. La pregunta es, pues, ¿qué debemos hacer como sindicato para incentivar un proceso de esa naturaleza y que acciones hay que poner en marcha?» (1). 

Parece claro que una traducción de lo que afirma Landini a nuestras cosas es como sigue: si nuestro objetivo estratégico es la «reunificación de los derechos en el trabajo», el planteamiento de nuestro amigo italiano nos lleva a intervenir no sólo en la piel sino en la columna vertebral del «proceso tecnológico en curso». Con un matiz por mi parte: dicho proceso no afecta solamente a la estructura de toda la industria, sino al mundo de los servicios. Es decir, a todo.

De manera que, como ya advirtió Toxo en su día, «no podemos seguir haciendo lo mismo de siempre para llegar a los mismos resultados de siempre». Me aventuro a decir que no parece que el conjunto del sindicalismo haya llegado todavía a entender cabalmente lo que ha manifestado Toxo. Si seguimos haciendo lo mismo de siempre se corre el peligro de tutelar y representar solamente a los últimos mohicanos, a los injustamente olvidados por los procesos de innovación y reestructuración de los aparatos productivos y de servicios.  La gradual pérdida de representación y representatividad estaría cantada.

Tiene sentido evocar a nuestro Marcelino Camacho que, en su famoso artículo en Cuadernos para el Diálogo se percataba de una novedad: « A la capital administrativa ha sucedido el Madrid industrial; hoy son millares de obreras, que con sus batas blancas o azules, pasan por Atocha camino de Standard, Telefunken o Phillips hacia las máquinas-herramienta y las cadenas de montaje» (2). 

Aparentemente esta descripción camachiana podría ser interpretada como un relato costumbrista. Pero tiene mucha más miga. Es la percepción de un paisaje socioeconómico que ha desplazado definitivamente lo anterior: por la calle --de la fábrica hasta casa-- el mono azul de un tipo de trabajo asalariado ha emergido y de esa visibilidad antropológica Marcelino saca sus conclusiones sociopolíticas y culturales. De ahí que sugiera algo poco mencionado hasta ahora: de Marcelino se celebra fundamentalmente su eticidad –la unidad dialéctica de la moralidad con la socialidad--  su carácter insobornable, pero mucho menos su mirada, su inteligencia y el giro valiente que propuso en los cimientos renovados del movimiento organizado de los trabajadores.

Me pregunto: ¿hay condiciones para proponer una relación virtuosa entre sindicalismo y hecho tecnológica? Respondo con orgullo: claro que sí. En este mismo blog, en Sabiduría sindical en Alstom, (3) hemos dado cuenta de un documento que debería estar en la mesita de noche de todos los sindicalistas. Dejadme que refunfuñe un poco como expresión natural de alguien que camina a sus ochenta años: ¿Cómo es posible que tal documento apenas si aparece en las cuantiosas web de los sindicatos?.

Por último, hay que felicitarse por la amable y fructífera relación que el sindicalismo tiene con los juristas del trabajo. Ahora bien, no podemos decir lo mismo de su relación con los ingenieros. Lo digo porque no concibe un nuevo planteamiento de vínculo con el hecho tecnológico si no abre un puente estable de relaciones con los profesionales de la ciencia y la técnica. El caso de Alstom es paradigmático de ese buen hacer sindical. Por lo que más quieran no dejen de estudiar el documento de los amigos de esa empresa. Sea.

(2)      Marcelino Camacho: "El fetichismo y la realidad", Cuadernos para el diálogo (Junio de 1964)


sábado, 29 de octubre de 2016

Una oposición de funambulismo



1.-- Demos por seguro que esta tarde Rajoy, el hombre de Pontevedra, será investido presidente del Gobierno. Sin dar un palo al agua, dicen personas medianamente informadas. Ni un gesto, ni una quista. Las cosas como son: ¿estando como están las cosas, a santo de qué iba a molestarse en mover un dedo? Rajoy se ha apoyado en el quicio de la mancebía a esperar que pasara el cadáver de cada uno de sus adversarios. Que han acudido puntualmente a la cita.

El hombre de Pontevedra ni siquiera se ha limitado a resistir, solamente a esperar. Sabía que sus adversarios no pasarían el Rubicón. Por lo tanto, hacer algo podía estropear las cosas. De hecho, Rajoy disponía de dos tipos de información: una, la que sabemos todos; otra, la que provenía ex officio del secretario general perpetuo y sus sucursales.

Lo que sabíamos todos: que las izquierdas, en vez de presentar una alternativa, cada una de ellas sólo estaba interesada en ser la fuerza principal de referencia en el Parlamento. De ahí que siguieran la máxima latina: mors tua, vita mea. Que alguien tradujo de esta manera: para que yo viva, necesito que te mueras. Y para mayor precisión: cada una por su lado entiende que la muerte de la otra es una condición indispensable para su propia vida. Condición indispensable.

Lo que sabía, como información privilegiada, el hombre de Pontevedra: que el Negociado de Viejas glorias haría lo posible y lo imposible para abortar cualquier operación que fuera a mayores. El tañir de las campanas con su gori gori lo celebran.  

2.—  El PSOE hará una oposición de funambulismo. De un lado, no puede dejar que Podemos monopolice la acción política de crítica al Partido Apostólico; de otro lado, ha tomado nota del chantaje que les ha enviado Rajoy en el discurso del pasado jueves: ojito con lo que hacéis, no me arañéis el escroto, mira que convoco nuevas elecciones. Más todavía, el PSOE ha tenido que aguantar, impávido, que Rajoy tratara por lo bajinis a Iglesias como jefe de la oposición. Así pues, el PSOE tendrá que pactar con el PP incluso el estilo de su oposición. O, lo que es lo mismo, no puede perder comba contra Pablo Iglesias, el Joven, pero mirando con el rabillo del ojo al hombre de Pontevedra. Un PSOE, además, sin jefe reconocible en el Parlamento y con una gobernanta de planta en Ferraz.  

Quedemos, en definitiva, que esta tarde el hombre de Pontevedra, impulsado por la estupidez crónica de las izquierdas, será elevado nuevamente a los altares. Y, se quiera o no, esa será la realidad.
La realidad, he dicho. Sin embargo, eso de la «realidad» puede ser algo evanescente. Por ejemplo, veo en el afamado blog El café de Ocata cómo alguien caracteriza eso, la realidad: Se define el barroco como «Periodo de la historia del arte y de la música que duró todo el siglo XVII y parte del siglo XVIII. Reconocemos a los compositores barrocos por su característica peluca». Una definición tan falsa como los viejos duros sevillanos: puedo dar una lista de músicos barrocos que no llevaban peluca, empezando por el excelso Claudio Monteverdi.

Mordaz don Gregorio Luri. Y discreto, porque no quiere avergonzar al autor de esta frase dando su nombre. 




viernes, 28 de octubre de 2016

Sabiduría sindical en Alstom





PLAN INDUSTRIAL
ALSTOM SANTA PERPÈTUA 4.0
Plan de futuro: Industria y tecnología
Documento del Comité de Empresa

Reflexiones previas.
El actual entorno en un escenario de crecimiento.

Entendemos que en las actuales circunstancias de una cierta recuperación económica se abren posibilidades de nuevos contratos y proyectos y por tanto los sindicatos debemos recuperar el protagonismo y ser parte fundamental en la negociación de un acuerdo que garantice el empleo de calidad, con expectativas de nuevas contrataciones y sobre todo que consolide la continuidad de la actividad productiva del centro de forma sostenida en el tiempo.

Tenemos que aprovechar la ocasión para crear un centro de excelencia con capacidad de generar producto, que sea competitivo y con suficiente masa crítica, (volumen de empleo), dotado de una potente ingeniería con capacidad de innovación, desarrollo y diseño de nuevos productos, capaz de gestionar los proyectos con eficacia técnica y eficiencia económica.

Industria 4.0

No podemos obviar una realidad que acontece en el mundo de la industria en estos momentos y del que además podemos ser protagonistas. La industria 4.0 o Cuarta Revolución Industrial ya está aquí. Los sindicatos ni debemos ni queremos estar al margen en este proceso, es más queremos ser un actor protagonista en todo el desarrollo del mismo ya que consideramos que es fundamental nuestra participación.


Situación actual de la planta.

Si analizamos las informaciones recibidas en las últimas reuniones mantenidas con la Dirección de la planta tenemos que destacar dos aspectos fundamentales; las previsiones de carga firme y prevista y el nuevo rol que va a jugar Alstom Santa Perpètua en el futuro de la industria.
En cuanto al aspecto de carga de trabajo firme y prevista para las áreas de ingeniería y operaciones son positivas para los dos próximos ejercicios y con buenas perspectivas a medio plazo lo que nos permite añadir que va a ser necesario un aumento de la plantilla del centro.

Por otro lado, siempre atendiendo a las informaciones que se nos han trasladado desde la Dirección de la Compañía, la apuesta firme de esta por dotar a la planta de las herramientas necesarias que permitan a la planta situarse al frente de la nueva industria 4.0 de forma que sea un referente en este apartado a nivel Estatal.

No podemos obviar que Alstom aparte de nuestra actividad de fabricación de Trenes, (nueva denominación interna de actividad), tiene otras actividades que destacan dentro de sus sectores como el Mantenimiento y la Señalización, que a día de hoy juegan un papel fundamental en el desarrollo de un sistema integral del traslado de pasajeros y en el que nuestra actividad es fundamental para el desarrollo de todas ellas.

Atendiendo a estas reflexiones previas, proponemos  algunas ideas que plasmamos en lo que podríamos denominar Plan Industrial Alstom Santa Perpètua 4.0 y que sería un Acuerdo entre la Dirección de la Compañía, el Comité de Empresa, (CCOO y UGT), con la participación de las Administraciones Local y Regional.

 

Reivindicación de un “Plan industrial de Futuro" para Santa Perpètua.

 

Cualquier Plan Industrial exige como condición previa una empresa con “capacidad y autonomía de gestión”. Debemos ser capaces de tener la flexibilidad suficiente que nos permita elaborar una estrategia propia en casos concretos para poder competir en el mercado, conseguir contratos y poder gestionarlos.

10 Propuestas para un "Plan industrial de futuro"

1.   El Plan Industrial debe garantizar la continuidad de la unidad de Santa Perpètua y por tanto estamos de acuerdo en contemplar una propuesta de mejora de la competitividad. Debemos aclarar que la mejora de la competitividad no pasa por la reducción de costes sociales. Para nosotros la mejora de competitividad pasa por una apuesta decidida y firme por la capacidad para diseñar, proyectar, innovar y crear productos con alto valor añadido. Fabricar productos de calidad y con liderazgo tecnológico. Debemos definir qué Productos vamos a fabricar: Metrópolis (Metros), Civia (Regionales), Citadis (Tranvías), AVE, etc.
2.   El elemento principal de un plan industrial es la potenciación de un Centro deingeniería con capacidad para desarrollar proyectos a nivel local, diseñar productos, innovar desarrollos y gestionar proyectos. Necesitamos un Centro de Ingeniería que aproveche nuestra capacidad para la creación de conocimiento (capital humano), con productos y servicios que incorporen valor añadido. Dicho Centro de Ingeniería debería contar con un equipo de ingenieros y técnicos capacitados para realizar los proyectos tanto a nivel local como para el diseño y la concepción del tren, hasta la ingeniería de ejecución, fabricación y montaje, lo que se llama un "Train Project Team". Es decir incorporando las habilidades de: desarrollo de producto, preparación de la oferta, diseño del proyecto, (prototipo), hasta la “serial go” (fabricación en serie), proceso de fabricación y garantía.
3.   Centro con especialización en productos. La unidad de Santa Perpètua debe especializarse, al menos, en lo que ya hace muy bien: Metros inteligentes (derivados de la Serie 9000 del metro de Barcelona), Tranvías Citadis de última generación y Civias (regionales y cercanías). El Centro deberá tener capacidad propia para la innovación, desarrollo y mejora de los productos de base. Se debería definir a Alstom Santa Perpètua como sede de Plataforma Metro.
4.   Acuerdos tecnológicos que definan las tecnologías a desarrollar por el centro de I+D+i, centro innovador con capacidad de diseño propio y que permita el desarrollo de tecnologías en el campo de la eficiencia energética, diseño avanzado, confort, fleximodularidad, desarrollos ergonómicos, mejora de la accesibilidad, etc., con compromisos bien definidos y la participación activa en los Clústeres Industriales relacionados con la innovación y la industria 4.0.
5.   Cambios en el modelo de gestión. El Plan industrial debe suponer recuperar cierta autonomía en la gestión por parte de ALSTOM España, intentando superar las limitaciones impuestas por la Dirección de la Multinacional en cuanto a precios, condicionamiento de proveedores, restricciones a los desarrollos de ingeniería propios, etc. Medidas estas que suponen un impacto directo en el precio del producto.
6.   Garantizar, en la medida que los proyectos del Grupo lo permita, las cargas de trabajo. El plan industrial de futuro debe suponer que la flexibilidad y operatividad que se nos pide pase fundamentalmente por facilitar los proceso de transferencia de cargas de trabajos entre centros, tal y como se plantea en el EWF. Deberá figurar en el acuerdo del Plan Industrial, con toda precisión, listado de proyectos asignados con sus respectivas cargas de trabajo en taller e ingeniería.
7.   Plan de inversiones definición y concreción de los mismos en CAPEX. Es muy importante realizar inversiones productivas, que potencien la competitividad de la fábrica como la adecuación de naves, inversión en maquinaria y herramientas, etc., además de la actualización/modernización de los productos de especialización y para el desarrollo de nuevos productos.
8.   Plan de Formación y cualificación profesional. En los últimos 6 años la aprobación de diferentes ERE’s ha supuesto una importante pérdida de capital humano muy cualificado. Se debería aprovechar la oportunidad actual, para apostar de firma inequívoca por la mejora de la cualificación profesional, la actualización de conocimientos e invertir en formación cualificada para toda la plantilla. Que acciones formativas vamos a realizar de forma transversal, común y especifica. Estas acciones deben desarrollarse tanto para Ingenieros y Técnicos, como para los Operarios. (Ejemplo: Cátedra con la UPC, Planes de formación internos, etc.)
9.   Definir nuevas ideas, nuevos productos, nuevas actividades de futuro. Deberíamos plantearnos, con todo rigor, que tipo de productos o actividades podríamos fabricar siendo competitivos: componentes de alto valor añadido para AVE’s, cadenas de tracción, mantenimiento predictivo, diseño y confort de trenes, etc. Identificar y actuar en los mercados donde tengamos ventajas competitivas (Mediterráneo, Latino América...), esta estrategia debidamente acordada con la Compañía. Además debemos ser capaces de aprovechar el emplazamiento estratégico de la planta para desarrollar actividades de mantenimiento de cualquier índole, como ya hemos planteado en diferentes ocasiones y que, teniendo en cuenta la nueva organización de la Compañía a raíz de la venta de parte de sus actividades a GE creemos que es mucho más fácil que en el pasado.
10.               Participación de los representantes de los trabajadores/as, (Comité de Empresa), en la organización interna y en la gestión de la producción dentro de la cultura “Todos somos Alstom”, en aras de realizar propuestas para buscar la competitividad del centro desde la visión de los trabajadores/as.

Cumplimiento y seguimiento del Plan Industrial

Para el futuro de Alstom Santa Perpètua es muy importante involucrar a la Dirección del Grupo superando reticencias del pasado y generando un nuevo escenario de diálogo social.

Será muy necesario desarrollar una acción institucional actualizada y próxima a las Administraciones, teniendo en cuenta las especificidades de cada una de ellas, debemos ser conscientes de las particularidades de cada Administración. No es igual el MIFO y sus empresas Renfe y Adif, que la Generalitat de Catalunya con FGC o el Ayuntamiento de Barcelona con TMB y la ATM, etc. Debemos ser capaces de defender el carácter de fabricante nacional de Alstom España. Independientemente del origen del capital, Alstom España es una empresa que da empleo a cerca de 2000 trabajadores de forma directa y a unos 9000 indirectos en toda España, concentrando un gran porcentaje de los mismos en Catalunya.

Deberán definirse bien los compromisos para el cumplimiento del Plan Industrial que necesitará de soporte Institucional y acuerdos a tres partes: Govern de la Generalitat a través de las Consellerías implicadas, representación sindical (Comité de Empresa y Sindicatos más representativos) y ALSTOM, dirección Local y Estatal.

Con la intención de velar por el buen funcionamiento de dichos acuerdos se establecería la creación de  una Comisión de Seguimiento “tripartita” encargada del seguimiento y cumplimiento de los mismos.

Comisión de seguimiento y control.
La Comisión de seguimiento estaría formada por; Dirección ALSTOM, CE (CCOO Y UGT), Ayuntamiento Santa Perpètua y Generalitat de Catalunya. Es muy importante para los trabajadores/as de Alstom Santa Perpètua la participación, en los distintos niveles, de las Administraciones en este plan, es por ello por lo que solicitamos la participación del Govern de la Generalitat (Anexo I).

Dicha comisión debería contener, al menos:

        Periodicidad de las reuniones.
        Interpretación en caso de discrepancias: establecer un proceso de mediación externo en el supuesto de interpretaciones en la aplicación del Acuerdo.
Estos acuerdos tendrían una duración de 5 años, y quedarían prorrogados por el mismo periodo en el caso de que ninguna de las partes lo denunciara.
Conclusiones

El Plan Industrial es una gran oportunidad para asegurar y garantizar un centro industrial con futuro, con trabajadores profesionalmente cualificados que tengan protagonismo activo en los procesos de producción y no sean meros observadores en la cadena productiva, con productos innovadores que incorporen valor añadido, con tecnología e ingeniería propia, adaptados a los nuevos procesos industriales, (Industria 4.0), y manteniendo al mismo tiempo las condiciones de trabajo, sociales y económicas, conquistadas en las últimas décadas a través de la lucha sindical.
Anexo I

Debemos involucrar a las Administraciones, como tales, y a la vez como Clientes de la Empresa, especialmente; ( a), Santa Perpetua de la Mogoda, (b), Barcelona y (c), Catalunya y con la Administración-Cliente Principal (d), Estado Español.
a)   Asegurar en el Municipio, Tejido industrial y Estratégico y empleo de Calidad.
b)   Material rodante sostenible y no contaminante. Apoyo al Tejido industrial con ejemplos concretos como el Metro Línea 9 y Tram Baix / Tram Besos.
c)   Tecnología de última generación de Material Ferroviario en un sector Estratégico para el País. Proyectos importantes para los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya –ATM- . Tejido industrial de Calidad y alta cualificación.
d)   Una de las industrias integrales de Material Ferroviario ubicadas en el Estado Español, con una aportación en la cualificación de su empleo y con una presencia importante de trabajadores/as en su Centros de trabajo en el territorio Español. Importante intervención en las exportaciones fundamentalmente en el mercado Latinoamericano. Importante suministrador de tecnología punta en AVE.


miércoles, 26 de octubre de 2016

Josep Borrell, candidato



Cuando los socialistas estaban haciendo el recuento de las primarias que Josep Borrell disputó a Joaquín Almunia, un servidor se encontraba en Cádiz. La base afiliativa del PSOE estaba convocada para dilucidar quién sería el candidato para la presidencia del Gobierno. ¿Se acuerdan?

Los periodistas del Sindicat de Periodistes de Catalunya estaban empeñados en construir un sindicato unitario de la profesión para toda España. Como yo tenía muy buena mano con estos amigos y compañeros fui invitado al Primer Congreso de Periodistas. Cádiz nos acogió amable y hospitalariamente. El lugar del encuentro fue la Casa de Tabacos, primorosamente restaurada. En un descanso tuve la ocasión de departir con Manuel Chávez, todavía presidente de la Junta de Andalucía. Le pregunté que quién iba a ganar las primarias. Su respuesta: «Almunia, no lo dudes». Mi respuesta le intrigó: «Vox praesindentis vox Dei».

Esa misma noche se celebraba la cena de clausura del Congreso. Por las razones que fuera, los amigos Enric Bastardes y Dardo Gómez, las cabezas visibles de los sindicalistas catalanes del SPC, me pusieron en la mesa presidencial donde se encontraban las autoridades gaditanas del PSOE. Había acabado el recuento de los votos; en las altas esferas socialistas reinaba la calma y la confianza de que Almunia sería el Enviado de Pablo Iglesias en la Tierra.

Casi a los postres se acerca un caballero y cuchichea en el oído del presidente de la Diputación. Este se queda de piedra y casi le da un jamacuco. Saqué media arroba de mi impertinencia y exclamé: «Ha ganado Borrell». Y añadí que la prueba era la cara compungida del presidente de la Diputación. En efecto, Borrell ganó. 

Después vino lo que vino. El secretario general perpetuo movió los hilos y Borrell acabó en el Limbo. De donde podemos sacar una primera conclusión: la consulta a las bases es aceptada, sólo y solamente, cuando conviene a quienes tienen el mando real. Borell –devorado por la teleraña de sus aparentes amigos y el acoso del Partido Apostólico-- dimite y Almunia se estrella en las elecciones generales.

Segunda conclusión provisional: los grupos dirigentes de alto nivel no estaba bien informados. Las bases socialistas ejercieron de criada respondona. Ahora bien, que los dirigentes no estuvieron informados no impidió que sacaran conclusiones. Con lo que las primarias sirvieron sólo cuando interesaban y con los resultados ya sabidos de antemano.

Ahora dicen los mentideros que Borrell sopesa presentarse a la secretaría general del partido. Ello demuestra dos cosas: primero, que sigue tan combativo como en su juventud; segundo, que no ha sacado las lecciones oportunas  del estilo visigótico de su partido.

O tal vez porque nuestro hombre todavía ignora aquel proverbio de nuestro Séneca, que podría ser aplicable al PSOE: «No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas». Por lo que a mí afecta le daré un consejo a Borrell: «Cuídese de los hidalgos de bragueta de su partido». Hágame caso, caballero, usted está más seguro, a nuestra edad, transportando troncos en el río de su pueblo.  Por lo menos, en esa noble actividad sus espaldas están seguras.


martes, 25 de octubre de 2016

Palabras de los metalúrgicos italianos



1.-- «Tenemos necesidad de un cuadro general en el que situar el cambio. Hoy el capital tiene un punto de vista común y un modo transversal de intervenir en el mundo; nosotros, que representamos el trabajo no conseguimos tener un punto de vista común». Lo ha dicho el secretario general de la FIOM, Maurizio Landini, en su intervención en el seminario  4.0 de Turín (R)Evolution Road. Lavoro, codeterminazione, competitività, libertà e conoscenza nella quarta rivoluzione industriale (1). Y añade: «Pero el tema no es solamente cómo se reunifican los derechos en el trabajo, sino que el proceso tecnológico en curso modificará la estructura de toda la industria. La pregunta es, pues, ¿qué debemos hacer como sindicato para incentivar un proceso de esa naturaleza y que acciones hay que poner en marcha?.

» En todo el mundo hay una caída de la sindicalización y una debilidad del sindicato. Quienes deciden hoy son las finanzas, no es el mundo industrial. Estas finanzas son tan fuertes que condicionan no sólo la política y los gobiernos, sino incluso los procesos de las reorganizaciones industriales. Por lo que debemos superar el riesgo de ser subalternos a dichos procesos. Por ejemplo, los sindicatos alemanes están discutiendo con los empresarios de la auto moción  cómo producir y vender  de aquí al 2020 un millón de coches eléctricos, indicando qué deben hacer el gobierno, la universidad y los ayuntamientos».  

2.--  Francamente, me siento reconfortado por las palabras de Maurizio Landini. Llevo casi veinte años planteando un pacto social por la innovación tecnológica. El resultado de propuesta es el siguiente: la mitad no sabe y la otra no contesta. El primer escarceo sobre el particular se encuentra en http://theparapanda.blogspot.com.es/2008/03/el-pacto-social-por-la-innovacion.html    



La truculencia de Lady Susana



Les pido disculpas a todos ustedes. El otro día atribuí de manera imprudente la expresión «palabra enferma» a Sciascia; hasta los niños chicos de la Vega de Granada saben que fue Alberto Moravia quien acuñó esa expresión. Rectificado queda, y vamos a lo que vamos.

La dama sevillana, ducha en tejemanejes de alto voltaje, no ha pronunciado hasta la presente la palabra enferma (parola malata), que no es otra que la abstención. Así que todo su partido está peleándose por el filioque mientras que Ella, la dama sevillana, no la mienta. Quiero decir que no mienta «la bicha», convertida ya en teología del sufrimiento para la base afiliativa del viejo partido. Es un silencio estudiado y protegido por sus parciales. Es como si se la quisiera proteger de futuros acontecimientos poco agradables. Es, como quien dice, una forma de indicar que Lady Susana es una virgen del partido antes de la abstención, en la abstención y después de la abstención.  
Digamos que la abstención es una triquiñuela parlamentaria que pretende salvar un mobiliario ya vetusto y con una pérdida acelerada de predicamento público. Y yendo por lo derecho: es una doblez, disfrazada de respetabilidad y sentido de Estado. Veamos, ¿por qué se va a la abstención en segunda votación y no en la primera? ¿Para dejar claro algo que no lo está tanto?

Contemporáneamente el viejo partido recupera una de sus peores tradiciones, el guerrismo. Quien se mueva no sale en la afoto. Que para mayor precisión ahora tiene un matiz, a saber, será eliminado de la afoto.


Por lo demás, Mariano Rajoy –en toda esta batahola--  se ha puesto «en el lugar del Otro». 

lunes, 24 de octubre de 2016

«Socialista a fuer de liberal» en Ferraz



En OK Ferraz se ha vendido todo el pescado que quedaba. Ahora falta la puesta en marcha de lo que se ha decidido: 139 votos, de un lado; 96, de la otra parte. Ahora falta saber qué pasará con quienes se salten a la torera sus conclusiones. Veremos si se salen con la suya los tozudos dirigentes del socialismo meridional que reclaman la cabeza de Miquel Iceta y los partidarios de rechazar a  Mariano Rajoy. En todo caso, el viejo partido socialista, «a fuer de liberal», sigue herido en toda regla.

No estamos en condiciones de prever las consecuencias directas e indirectas que todo ese proceso, todavía no acabado, tendrá en el viejo partido. Hay quien ya se ha adelantado a anunciar el inminente gori gori. Nosotros no lo sabemos. Lo que parece es que no pintan bien las cosas, pues todavía falta la caminata hasta el próximo Congreso. Ahora bien, la experiencia nos dice que, cuando la efervescencia llega a tales niveles, la discusión precongresual puede ser una logomaquia que finaliza con la prótesis de los brazos de madera. Si ello será así cabe la fundada hipótesis de que el Congreso se cerrará de la peor manera, con las posiciones enquistadas durante un cierto tiempo. Mientras tanto, el coste de oportunidad de la acción política de dicho partido podría ser considerable.

En todo caso, la novedad es que el nivel de la contestación de las bases de la pirámide ha dado una respuesta inamistosa que no esperaba el grupo dirigente. Claro, lo más visible ha sido el enfrentamiento de algunas personalidades que han disentido públicamente, pero el mar de fondo –primero una marejadilla, después fuerte marejada--  es considerable. Si se confirma que las firmas recogidas por el alcalde de Jun (Granada) superan las 90.000 estamos ante una disidencia inédita en el PSOE. Lo que indicaría un vasto desacuerdo con el secretario general perpetuo y su delegada en la Tierra, la dama sevillana, que ha quedado achicharrada en estos avatares. Al menos de momento.  Así pues, para bien o para mal una considerable parte de la afiliación socialista se ha quedado sin referentes. Esta parte de la familia socialista posiblemente no buscará esos referentes en los líderes de otras formaciones de izquierda.  Es ese sector del PSOE que siempre vio con recelo la frase de «socialista a fuer de liberal», que el secretario general perpetuo tomó prestado de don Inda. En todo caso, todavía es la hora de que el secretario general perpetuo explique qué por ello. Nosotros nos arriesgamos a definirlo, siguiendo el léxico de la Vega de Granada, como un comistrajo, es decir, una mezcla irregular y extravagante de alimentos. Pero si se quiere rehuir esta explicación plebeya, diremos que es mera homeopatía.